empapelados
 

Empapelados de Diseño exclusivos

 
murales, fotomurales infantiles, fotomurales, murales, pared, papel mural, murales fotográficos, empapelados, papeles vinilicos, empapelados infantiles, papel decorativo, guardas adhesivas murales, fotomurales infantiles, fotomurales, murales, pared, papel mural, murales fotográficos, empapelados, papeles vinilicos, empapelados infantiles, papel decorativo, guardas adhesivas
murales, fotomurales infantiles, fotomurales, murales, pared, papel mural, murales fotográficos, empapelados, papeles vinilicos, empapelados infantiles, papel decorativo, guardas adhesivas murales, fotomurales infantiles, fotomurales, murales, pared, papel mural, murales fotográficos, empapelados, papeles vinilicos, empapelados infantiles, papel decorativo, guardas adhesivas
murales, fotomurales infantiles, fotomurales, murales, pared, papel mural, murales fotográficos, empapelados, papeles vinilicos, empapelados infantiles, papel decorativo, guardas adhesivas
 
 
 

Tips de Decoración

-: NOTAS :-

# Las ventajas de Empapelar #

# Nuevas texturas y tonos en Empapelados #

# Consejos útiles para Empapelar #

 

Las ventajas de empapelar

Cuando pensamos en decorar las paredes de nuestra casa en general se nos genera un dilema. Que hago? Pinto o empapelo?.

La decisión es bastante complicada ya que empapelar o pintar tienen sus propias ventajas. La opción de pintura es la mas común ya que es la forma más económica de resolver el tema siendo más simple de aplicar.

Tomar la decisión de pintar (más economica) tiene su problemática ya que la pintura se desvanece mucho más rápido en comparacion con los papeles de pared y también necesita más mantenimiento que un empapelado.

La opción de empapelar tiene ventajas especialmente desde dos lugares:

1) La amortización a largo plazo (el mantenimiento es bajo y el material es más duradero).

2) Los empapelados que se comercializan actualmente nos brindan la posibilidad de combinar las paredes con el diseño general del ambiente, siendo una importante opción para la decoración de interiores.

Algunos argumentan que el empapelado tradicional y las guardas de empapelado son más difíciles de aplicar que la pintura, pero la tecnología actual permite a los fabricantes de estos producir papel de pared de fácil colocación y sacado.

Las mayorías de las firmas de hoy ofrecen un proceso de aplicación de un solo paso, lo que hace al empapelar y al desempapelar tareas fáciles . Porsupuesto igualmente prima la meticulosa y cuidadosa preparación del espacio a empapelar (siendo esto casi un factor elemental para lograr un buen acabado).

# Volver a Notas #

 

La amplia oferta de papeles incluye nuevas texturas y tonos pastel combinados en paredes opuestas. Tienen larga vida y se adaptan a los nuevos estilos de decoración.

Los papeles para paredes se han modernizado a tal punto que hay cada vez más opciones al momento de elegir (papeles de autor), sobre todo en diseños, colores y texturas. Esto sin contar que son de fácil instalación y limpieza. Lejos han quedado aquellos estampados, rayados o súper decorados, y aunque existen porque hay gente que los prefiere, ahora los más elegidos son los que vienen en tonos pastel y con diversidad de texturas.
Al momento de decidir lo primero que hay que pensar es qué tipo de papel se va a usar según las necesidades. Se pueden dividir en dos grandes grupos: vinílicos y vinilizados. La elección no sólo dependerá de criterios estéticos y gustos personales; también habrá que tomar en cuenta las características y propiedades del papel, el uso y dimensiones de la habitación, la iluminación del lugar y varios otros factores.
Los vinílicos son totalmente lavables, mientras que los vinilizados se pueden limpiar con jabón neutro y la ayuda de un trapo o una esponja. Teniendo en cuenta ese factor se deduce que los vinílicos son ideales para para las habitaciones de los chicos, las cocinas y los antebaños, lo que no quita que se puedan colocar en otros ambientes.
Otro de los factores fundamentales al momento de elegir papel para las paredes es el período de vida útil, que si bien depende de los cuidados de quienes viven en la vivienda, se estima en por lo menos seis a ocho años. "Hay gente que los cambia después de los diez o más años de uso. Realmente tienen muy buen resultado, y quien usó papeles lo sabe", explica Víctor Aguilar, de Decorart.
Actualmente la tendencia es usar colores lisos, aunque no siempre el mismo para cada pared. Se puede poner un tono más claro en una y cambiar el color para la que le sigue. Queda muy bien, más si se agrega alguna guarda sencilla que unifique el diseño general. También vienen con texturas que dan un aspecto muy decorativo.
Para colocarlos sólo hace falta que la pared esté lisa como si se fuera a pintar, con la ventaja que no deja olores de ningún tipo (los pegamentos que se usan son atóxicos) y la habitación puede ser usada de inmediato. La facilidad de colocación es otro detalle, ya que con instrucciones muy simples pueden ser instalados por uno o varios miembros de la familia como si se tratara de un entretenimiento.
Revestimientos
Otra de las propuestas son los revestimientos texturados para pintar. Es también un papel de decoración lavable, ideal para paredes con imperfecciones. Es más grueso (tiene papel base incluido) y resistente que otros papeles, y puede ser usado como se presenta o con pintura látex (incluso soporta varias capas de pintura).
Viene en caja de 12 rollos de 0,52 x 10 metros, lo que le da rendimiento igual al papel vinílico de aproximadamente 5 metros cuadrados. Se asemejan a paredes especialmente tratadas, son decorativos y de muy buen acabado.
Fuente: Decorart.

# Volver a Notas #

 

Consejos útiles para la colocación del empapelado

 

Cuando elijas un papel hay que pensar también en el día que quieras quitarlo. Las paredes empapeladas con varias capas se pueden quitar sólo si la primera capa sale fácilmente, de lo contrario nos llevará mucho mas tiempo y posiblemente se descascare la pared.
El papel que se muestra en este artículo es pre-encolado y debe ser introducido en agua para activar el pegado. Cuando utilicemos papel no pre-encolado en vez de sumergir el papel en agua, lo sumergiremos en una solución de cola diluída en agua. Antes de empezar a colocar el papel asegurarse de leer cualquier instrucción específica.

La mayoría del papel se vende en rollos estándar. Para calcular cuanto papel comprar, pregunta en la tienda donde compres el papel o usa la sección de calculadoras a la que podrás acceder a través de la página principal de Bricocanal.
Preparando la pared
Para asegurarte de que tu nuevo papel se pega correctamente, la pared debe estar limpia y lisa. Antes de empezar protege el suelo con un trapo o papel. Arregla todos los agujeros, desconchados y bollos. Deja que se seque y haz una prueba para asegurarte de una buena adhesión del papel.
Si hay un papel anterior es mejor quitarlo. Algunas herramientas especiales pueden ayudarte con el trabajo.
Midiendo y cortando
Antes de que hayas ganado experiencia es mejor no cortar y encolar más de 2 tiras antes de que empieces a colocarlas.

Pon una mesa de trabajo y cúbrela con un trapo. Mide la altura de la pared desde el techo hasta abajo. Para cortar la primera tira, desenrolla el papel, mide y marca la altura de la pared más 4 cm para permitir algún margen en la parte de arriba y de debajo de la tira. Traza con una regla una línea perpendicular y corta el papel con unas tijeras resistentes.

Para la segunda tira alinea o casa el dibujo en la parte de arriba de las tiras y anota la distancia de separación de las 2 tiras. Marca el punto, enrolla el papel a la parte de atrás y recorta el exceso de la parte de arriba de esta segunda tira. Corta la 2ª tira a la largura de la 1ª.
Numera la parte de atrás de cada tira con un lápiz y añade una flecha indicando el final que irá a lo largo del techo.

Antes de cortar mas tiras chequea 2 veces la distancia del suelo a la pared.
Encolando
Rellena el recipiente de encolar con agua a temperatura ambiente y si el papel no es pre-encolado añade la cola en la proporción y forma indicada por el fabricante. Enrolla tu primera tira con la parte de atrás mirando al interior, empezando por la esquina de abajo. Pon la tira en el recipiente y suavemente presiona hacia abajo para quitar cualquier posible burbuja de aire.

Deja el papel mojándose el tiempo recomendado por el fabricante. Sosteniendo las esquinas de arriba del papel, sácalo recto aproximadamente 40 cm, para posteriormente enrollarlo. 
Enrollando el papel
Después de mojar el papel necesita reposar un poco de tiempo para que el papel absorba el adhesivo. Una vez que hayas sacado sobre 40 cm de papel pliégalo sobre sí mismo en forma de zigzag, con las superficies juntas pero evitando aplastar los pliegues. Saca un poco más el papel y enróllalo en la otra dirección.
Continua enrollando el papel hacia atrás como si fuera un acordeón. Cuando llegues a la parte de abajo, enrolla el papel en la dirección opuesta creando un zigzag (Hem).

Hazte con 2 ó 3 tiras para que así mientras colocas y alisas una tira la otra reposa en el recipiente.
Colocando la primera tira
En la 1ª y última tira que cuelgues sus dibujos no coincidirán perfectamente, para que no se note mucho este fallo, empieza en la mitad de la pared y trabaja alrededor de la habitación en cada dirección acabando siempre en las esquinas.
Con un nivel o plomada y un lápiz traza una línea suave y vertical donde quieras poner el borde derecho del papel. Desenrolla la parte de arriba alineando el borde con la esquina del techo. Abre el resto de la tira alineándola con la línea que habías dibujado y alisándola con una espátula de goma. Con la espátula de goma presionar el papel dónde la pared y el techo se juntan, permitiendo unos 5 mm de exceso para cubrir el techo.

Después de suavizar la lámina , corta el exceso en la pared de la base y el techo. Presiona un corte de la herramienta triangular dentro del "crease" en la parte de abajo y corta el exceso con un cuchillo de papel. Corta a lo largo del techo de la misma forma. Empapa la superficie de la pared con agua , después sécala con una toalla.

Si no disponemos de una espátula de goma o una escobilla de limpiacristales, podemos utilizar en su lugar un trapo, una esponja, un cartón, una lámina de plástico u otro material que sea liso, romo y duro pero con cierta flexibilidad.

fuente: www.intervivienda.com.ar/hogar/decoracion/como_empapelar.htm

# Volver a Notas #

   
   

 

© Todas las imágenes que aparecen en este sitio están protegidas por la Ley 11723 de Derechos de Autor.
Ninguna de ellas puede ser reproducida y/o utilizada con fines comerciales sin la previa autorización de DesarrollosVip